¿Es molesto el tratamiento con implantes?

Los procedimientos quirúrgicos del tratamiento con implantes están muy bien protocolizados y habitualmente se realizan con una molestia mínima o nula.
El tratamiento No es doloroso. Para la mayoría de los pacientes es suficiente con aplicar anestesia local (igual que para otros tratamientos odontológicos) para evitar cualquier tipo de molestia, pero, si fuera necesario,  podrá mejorar su bienestar mediante la ayuda de medicamentos relajantes o aplicándole técnicas de sedación consciente  y sólo se percibe el ruido de los instrumentos y sensaciones de presión o “runruneo” en la zona. 
Sólo en un pequeño número de casos que son muy extensos o reúnen unas características especiales, el tratamiento se realiza en medio hospitalario, con sedación intravenosa y la ayuda del equipo de especialistas en anestesiología.