Restauración de un diente endodonciado

El tratamiento de conductos elimina los tejidos dañados y contaminados del interior de las raíces, pero el daño sufrido en la corona del diente o molar deberá ser reparado posteriormente (algunos días después).
Habitualmente, los dientes que han recibido un tratamiento de endodoncia tiene grandes destrucciones en su corona (como consecuencia del proceso de caries y de la apertura de acceso para la endodoncia).
 Además, los dientes desvitalizados, al no tener irrigación vascular en su interior, están menos hidratados (como ocurriría con una rama de madera seca, que es menos elástica que una rama verde) y son más frágiles.
Estas dos razones hacen que en la mayoría de las ocasiones el diente endodonciado deba ser reconstruído y reforzado en su interior (con postes) y si recibe fuerzas de masticación, habitualmente es protegido con una corona u otro tipo de restauración protésica.
La principal causa de pérdida de dientes endodonciados no es por falloo de la endodoncia (90% de índice de éxito), sino por fractura no reparable del diente endodonciado.