Halitosis (mal aliento)

El mal aliento puede afectar a cualquiera en cualquier momento.

En la mayoría de las ocasiones el orígen está en la boca (85% de las veces)

El mal aliento es como cualquier otro olor corporal, por sí mismo, no es un problema de salud ... es más un problema social que puede afectar todas las relaciones íntimas o de relación social.

Es causada por la presencia de bacterias en nuestra boca que fermentan los restos de alimentos, generando subproductos llamados compuestos volátiles de azufre que emiten un olor similar a huevos podridos. Debido a que estas bacterias necesita un ambiente sin oxígeno, van a vivir en zonas de difícil acceso, tales como bolsas alrededor de los dientes, los surcos de la lengua y, sobre todo en la parte posterior de la lengua.

     En algunas condiciones, el olor puede ser causado por :

  • problemas nasales o de la faringe alta, por retención mucosa (pasa poco aire por la nariz que se ventila poco)
  • problemas sinusales (sinusitis)
  • algunos alimentos (ajo, cebolla,...), tabaco, alcohol
  • trastornos digestivos (reflujo, gastritis,...)
  • enfermedades generales (diabetes, insuficiencia renal, enfermedades hepáticas o biliares)
  • infecciones respiratorias
  • mala higiene oral, con retención de bacterias y restos de alimentos que son fermentados
  • cavidades de caries (retención de restos alimenticios)
  • enfermedades de la encía que cursan con sangrado (por fermentación de la sangre) y por gérmenes anaerobios
  • sequedad de boca (falta de saliva)
  • algunos medicamentos
  • trastorno subjetivo

     Estos factores no son la causa principal del mal aliento, el principal culpable es la presencia de  bacterias orales .

    El primer paso que llevará a la solución de un problema de mal aliento es visitar a su médico para un examen para asegurarse de que la causa de su mal aliento no proviene de un problema físico . Cuando haya determinado que no es causada por una condición médica es el momento de visitar al dentista que realizará una historia clínica completa.

     Puesto que las bacterias son la causa principal del mal aliento, es necesario utilizar métodos para reducir su número . 

Consejos útiles:

Pide cita para una revisión dental, hay que descartar la presencia de caries dental o enfermedad periodontal. Estas condiciones favorecen muchísimo el acúmulo de bacterias en la boca, lo que aumenta el riesgo para el mal aliento.

► Manten la boca lo más limpia posible para eliminar el ambiente ofensivo creado por las bacterias.