La menopausia y la salud bucal
16 Diciembre 2012

Durante el climaterio, la época de la vida de la mujer en torno a la menopausia, se producen grandes cambios hormonales con múltiples repercusiones en su organismo.

Una de las partes más sensibles del organismo a los cambios hormonales es la mucosa oral. El descenso en los niveles hormonales de estrógenos y progesterona determina importantes cambios tanto en la mucosa libre de la boca como en las encías de la mujer.

El "síndrome de boca ardiente" cursa con sensación de ardor intenso y quemazón en toda la lengua, y, sobre todo en el dorso. Se acompaña también de sensación de sequedad bucal, mal aliento y dificultad para ingerir alimentos como consecuencia de las molestias de la mucosa.

Entre las recomendaciones de los expertos para evitar el desarrollo de enfermedad periodontal, la más importante es la de mantener una correcta higiene oral para que el nivel de placa bacteriana sea bajo.

Para el alivio de la sensación de quemazón o de ardor, se recomienda la realización de enjuagues con agua de manzanilla (a temperatura ambiente) o agua de bicarbonato.

En caso de sensación de sequedad, se pueden utilizar productos que estimulen la secreción salivar o en casos extremos incluso, saliva artificial.

Desde el punto de vista emocional, la mujer en esta situación, debe estar tranquila pues las molestias sólo se corresponden al camio hormonal que se está produciendo sin ninguna otra connotación patológica.